Reciclando material plástico

Impresoras 3D (IV). Reciclaje de plásticos.

Uno de los principales problemas en la impresión 3D es el precio del filamento. Los filamentos suelen tener un grosor de 1.75 y 3 milímetros y su precio varía entre 25 y 60 euros o más dependiendo del tipo y calidad del material. Las bobinas se suelen vender al peso (medio kilo, un kilo, etc) y teniendo en cuenta el plástico que se puede gastar en imprimir por ejemplo una silla, el producto final la verdad es que a veces no sale muy rentable.
Una iniciativa que ha tenido la Universidad de Míchigan es reciclar plástico de botellas de leche por ejemplo para fabricar filamento. La materia prima es barata puesto que se pueden reciclar no solo botellas de leche sino cualquier plástico que ya no tenga uso. Lo que hay que hacer con este plástico es lavarlo, cortarlo en tiras y extrusionarlo para crear un filamento que sirva de carga para la impresora.
El problema de todo este proceso es que el filamento de plástico generado muchas veces no es de óptima calidad puesto que contiene componentes que no son apropiados para la impresión 3D.
Se han hecho cálculos y se piensa que el reciclar plástico de esta forma puede ahorrar hasta un 90 de la energía que se puede utilizar al crear la misma cantidad de plástico de forma comercial.
En adelante comenzarán a aparecer modelos de dispositivos recicladores de material plástico con un precio competitivo que harán posible el poder reciclar plástico en casa y reutilizarlo en nuestra impresora 3D.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>